julio 13, 2020
antimonio

Antimonio

Propiedades físicas

Símbolo: Sb

Serie química: metaloides

Número: 51

Período: 5

Bloque: p

Grupo: 15

Masa atómica: 121,760 u

Estado ordinario: sólido

Densidad: 6697 kg/m3

Punto de ebullición: 1587 °C

Entalpía de vaporización: 77,14 kJ/mol

Entalpía de fusión: 19,87 kJ/mol

Historia y descubrimiento del Antimonio

El Antimonio es muy antiguo y hay estudios históricos y arqueológicos que lo describen como un elemento de hace más de 5 milenios. Entre las sustancias descubiertas que tenían Antimonio podemos ver una pasta negra que los egipcios colocaban para maquillar sus ojos. También, en la antigua Babilonia, las vasijas eran dibujadas con este compuesto. Sin embargo, el descubridor del elemento fue Basil Valentine, quien fue el primero en hacer un tratado acerca de la sustancia, entre 1570 y 1620.

Cabe destacar que ha sido utilizado a un nivel de imprenta, desde la invención de la misma en el siglo XVI. El líquido se colocaba en sellos tipográficos, puesto que tiene la capacidad de expandirse, a medida que se va secando. También se ha utilizado en los candelabros y en la producción de armas durante la Primera Guerra Mundial. Esto debido a que el Antimonio proporciona mucha dureza a materiales como el plomo. Actualmente esta sustancia se sigue utilizando en la industria de los automóviles, así como en la creación de baterías  y para el recubrimiento de cables.

antimonio

Obtención del Antimonio

El Antimonio se puede obtener de diferentes minerales y sulfuros. Sin embargo, no es un elemento que se pueda conseguir con tanta abundancia como otros. Se le consigue en su estado bruto como Antimonita o Estibina y se le tuesta para conseguir el óxido de Antimonio. Es duro y frágil, así como carente de maleabilidad, por lo cual no tiene aplicación en su estado bruto, sino de forma ornamental o en tal caso, como un semiconductor. Podemos encontrar el Antimonio amarillo, que se produce con Ozono, el Antimonio negro, que se produce con oxígeno y el Antimonio explosivo.

Aplicaciones del Antimonio

El Antimonio se ha utilizado en la imprenta, en la industria armamentista, automovilística y también en la fabricación de baterías y acumuladores industriales. Desde el siglo XIX, la creación de baterías con antimonio y plomo han sido un negocio grande. Las baterías industriales, de locomotoras, carros de golf y de acumuladores de emergencia,  utilizan en su gran mayoría el Antimonio.

Antimonio en soldaduras e industria armamentista

Este químico también se ha utilizado en soldaduras, pero en poca proporción. Se utiliza porque permite que dicha soldadura se consolide mejor y además se conserve por una mayor cantidad de tiempo. De igual forma, se ha utilizado en la industria armamentista para endurecer el plomo de las municiones, y que estas sean más letales. En muchos países se fabrican perdigones con Antimonio, el cual también se combina con tungsteno o con plomo. Como dato especial, esta sustancia también está presente en algunos discos DVD, para que duren mucho tiempo.

Antimonio como anti corrosivo y combustible

Cabe destacar que el Antimonio también se utiliza para proteger otros elementos de la corrosión del ácido sulfúrico o del azufre. También se puede utilizar con aleaciones de estaño para elementos de seguridad que combaten incendios. El antimonio proporciona una gran resistencia al metal, por lo cual este no se abollará con facilidad. De igual forma, el Antimonio puede utilizarse en la punta de algunos fósforos, debido a que es un combustible en la medida correcta.

Sin embargo, es un elemento dual, puesto que el Antimonio también puede proteger a los plásticos como el PVC u otras formas rígidas, del calor. El calor derrite estos elementos y el Antimonio puede ser una manera eficaz de estabilizar la temperatura. Además, se utiliza como catalizador de polímeros en botellas de plástico. De hecho, se prefiere utilizar este elemento por encima del Germanio, puesto que resulta más económico y efectivo.

El Antimonio en la medicina

Cabe destacar que el Antimonio también se ha utilizado en la medicina, puesto que actúa como un expectorante y un purgante. Sin embargo, a medida que la medicina ha ido evolucionando, se detectó que esta sustancia es venenosa para la salud y no se sugiere su consumo. Solamente se utiliza en casos extremos contra la leishmaniosis o úlceras cutáneas de gravedad.

Precauciones y efectos en la salud y el medio ambiente

El Antimonio es venenoso para la salud y puede estar en el aire durante muchos días, ya que se adhiere a otras partículas muy pequeñas. También suele depositarse en el suelo y se junta en partículas de manganeso, hierro o aluminio. Se ha calculado que entre los años 1993 y 2004, las plantas industriales de Estados Unidos lanzaron a la tierra y al agua más de 900 toneladas de antimonio. También ha habido preocupación en Europa y en China. Este último es un país que lanza a la atmósfera grandes cantidades de esta sustancia y es una de las reservas más grandes de este elemento.

Efectos para la salud

Si respiramos aire con altos niveles de este metaloide por períodos largos, podemos empezar a experimentar irritación en los ojos, problemas respiratorios, estomacales y cardíacos. En las empresas en donde se produce este elemento, solamente se deben exponer a los empleados a un máximo de 0,5mg por metro cúbico de aire por ocho horas diarias. De igual forma, en Europa, solamente se permite un nivel de 0,006 ppm de Antimonio en el agua potable. Cabe destacar que si nos encontramos en una ciudad, el aire urbano que respiramos tiene Antimonio, debido a los combustibles de los vehículos.

Precauciones con respecto al Antimonio

Esta sustancia debe ser manejada con mucha precaución, para que no cause estragos a la naturaleza ni a los seres humanos mientras se le manipula. Puede causar reacciones explosivas si se le combina con nitratos o halógenos. También puede producir un gas de gran toxicidad, llamado Estibamina, si se le combina con hidrógeno. Se le debe almacenar separado de los alimentos, así como evitar el contacto con oxidantes, sustancias reductoras y ácidos. Los trabajadores que estén en contacto con esta sustancia, deberán usar guantes y gafas.

¿Quieres saber más sobre este elemento? Mira este vídeo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies