agosto 14, 2020

Astato

En la tabla periódica de los elementos químicos, tenemos bajo el yodo(I) al astato. Su número atómico es el 85 y su símbolo es él (At); la masa atómica es de 210(g/mol) y está ubicado en el grupo de los halógenos. Su nivel de toxicidad se asemeja al que tiene el elemento del yodo(I).

Este halógeno no tiene una vida de reproducción dentro de la corteza de la tierra, ocupando solo unos 30 gr y hasta quizás menos de este porcentaje; lo que nos dice, que este elemento no tiene una suficiente capacidad, para poder determinar las consecuencias, que este pueda tener sobre la salud de las personas y el impacto del medio ambiente; ya que su condición es muy escasa.

Origen del astato

Este componente metálico es radiactivo y fue hallado por los científicos: Dale R. Corson, Kenneth Ross y Emilio Gino Segré, en California. En griego nos quiere decir “inestable”. Su punto de ebullición es 254° C y el de fusión es 962° C. Tiene 41 isotopos de astato altamente radiactivos, donde el proceso dura alrededor de 8,1 h.

Además, tiene su origen por medio de la desunión entre el torio y el uranio. Por medio de este artículo, obtendrás más información sobre este elemento que es considerado el más extraño de todos.

Se puede ubicar pequeñas cantidades de astato en la tiroides, que es una glándula importante de nuestro cuerpo que define nuestro sistema endocrino.

Con el astato es indispensable tener los cuidados y previsiones necesarias a la hora de manipularlo.

No es nocivo para el medio ambiente, por su poca aparición dentro de la superficie de la tierra

Características del astato

El astato está conformado por 31 isótopos; y se ha visto la posibilidad de implementar el astato; en la radioterapia para el tratamiento contra el cáncer; ya que sus atributos son beneficiosos para atacar a esta grave enfermedad.

Las características del astato es básicamente inestable, y es el de mayor peso a diferencia de otros; también es un halógeno; y por lo tanto lo hace perteneciente al grupo 17 en la tabla periódica.

Este grupo de elementos se unen al sodio con facilidad. Además, son realmente escasos dentro de nuestra biosfera; y tienen mucha capacidad reactiva.

Astato

Muchos compuestos orgánicos específicamente los naturales, tienen dentro de sí partículas de astato; a esta combinación la llaman halogenados.

Investigación acerca del astato

Algunas investigaciones realizadas en Holanda e igualmente en Rusia. Señalaron que este elemento químico es adherible a las proteínas.

A partir del año 1950, se generó un gran interés en investigadores de aprender sobre las causas de la radiación sobre elementos biológicos. También se descubrió que el astato tiene mayor efecto superando al yodo.

Elementos halógenos

Dentro de este grupo llamado halógenos se encuentran seis componentes como lo son: Flúor, cloro, bromo, yodo, astato, téneso. Estos son nocivos para los seres humanos considerados como tóxicos.

  • Hablemos un poco de algunos de estos halógenos:

Flúor: abundantemente tóxico por la electronegatividad que posee.

Cloro: utilizado en la elaboración de productos de limpieza, como el desinfectante.

Bromo: No tiene tanta toxicidad como los dos mencionados anteriormente.

Halogenuros

Los haluros son una variación de sales denominados binarios; y del cual está presente un átomo de halógeno con un compuesto con menos reacción que la de los halógenos. Nos podemos referir a estos así: fluoruro de Litio (LiF), yoduro de potasio (KI), bromuro de metilo (CH3 Br).

Se clasifican en:

Orgánicos: y se utilizan en la creación de insecticidas, plásticos, etc. Económicamente son accesibles. Usados con regularidad en la industria de la salud.

Inorgánicos: Conformados por sales como el cloruro de sodio (NaCL) que sirve para la conservación de alimentos.

Elementos químicos y su importancia

La química nos ha permitido avanzar en el desarrollo de alternativas para mejorar la calidad humana. Y gracias a las investigaciones que se han obtenido constantemente en el mundo;  tenemos la esperanza de contrarrestar todos los aspectos negativos presentes en nuestra vida.

Uno de los primeros descubrimientos fue hecho por Henning Brand dando a conocer al fósforo (P) a través de un experimento hecho con orina.

Todo este tema es de gran relevancia; porque con ella también desarrollamos productos de higiene, mejoramos la salud y por consiguiente formamos parte de un mundo mejor.

El astato en la medicina

En el área de la medicina, nos ha sido de gran valor el conocimiento de este elemento químico, ya que hemos descubierto cosas de gran importancia que no conocíamos. El astato puede ser considerado como un oligoelemento por encontrarse en pocos proporciones dentro del metabolismo humano. Sin dejar de ser indispensable para nosotros.

Cabe resaltar, que es necesaria la presencia de ciertas sustancias químicas, para lograr respuestas positivas de las células a nuestro cuerpo, que nos ayuden como estabilizadores para que logremos el avance deseado.

Existen muy pocos lugares donde estudien este elemento; pero uno de ellos es el laboratorio de Brokhaven, donde tratan la composición atómica del astato.

El astato para la enfermedad del cáncer

A pesar de la poca información que podamos encontrar con referencia al astato existe un tema de gran interés y es en la cura del cáncer a través de terapias de radiación alfa; y se piensa que puede reducirse el nivel de mortalidad.

El cáncer por ser conocida como una enfermedad letal, es causante de mucha curiosidad en las personas, donde se preguntarán que tiene que ver con el tratamiento y cura del cáncer este elemento tan extraño y de poca existencia de vida; del que poco se conoce.

En la terapia conocida como alfa se utiliza partículas de radiación liberando numerosas cantidades de energía en poca distancia. Lo que permite la devastación total de células cancerígenas sin afectar a los tejidos. Permitiendo un equilibro para tratar directamente la enfermedad de una manera en que no lastime ni induzca a efectos mayores. Este tipo de frecuencias alfa se utiliza a menudo en el cáncer de útero.

No debemos ignorar que conocer sobre cada uno de estos grandes elementos ubicados en la tabla periódica tiene grandes sorpresas.

También te puede interesar: El aluminio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies