septiembre 18, 2020
Bismuto

Bismuto

Información básica

Símbolo: Bi

Serie química: metales bloque p

Grupo: 15

Período: 6

Bloque: p

Masa atómica: 208,980386 u

Estado de oxidación: 3,5

Estado ordinario: sólido

Densidad: 9780 kg/m3

Punto de fusión: 271 C°

Punto de ebullición: 1564 C°

Entalpía de vaporización: 104,8 kJ/mol

Entalpía de fusión: 11,3 kJ/mol

Presión de vapor: 0,000627

Punto crítico: 271,4 K (-2 °C) 1564 Pa

Historia y descubrimiento del bismuto

El bismuto ya era un elemento conocido en la antigüedad, así que no se tienen registros de quién lo descubrió exactamente. Cabe destacar, que durante sus primeros usos se le confundía con otros elementos conocidos, como el estaño, por ejemplo. En múltiples manuales de alquimistas le dieron el nombre de “plata que se está haciendo”. Cabe destacar que los Incas lo utilizaban junto con cobre para la realización de sus cuchillos y armas.  Ya a partir de 1738 se empezó a hacer la distinción entre el bismuto y los otros elementos con total claridad.

Bismuto

Características del bismuto

Este elemento puede flotar en el agua y tiene una forma trivalente en la mayoría de los casos. Hay dos sustancias derivadas del bismuto: el bismutato de sodio, el cual funciona como agente oxidante, y el pentafluoruro de bismuto, el cual es un fluorante famoso. Tiene un átomo pesado y de acuerdo a las investigaciones, es una de las sustancias más antiguas del mundo. Es un mal conductor térmico, pero un excelente metal diamagnético. No se le conoce de forma natural en el cuerpo humano ni en ningún otro ser viviente. Se oxida con mucha dificultad y es de color gris, con una naturaleza vidriosa y frágil, muy poco maleable. No es tóxico pero es muy costoso, debido a que no se consigue con facilidad. Los expertos aseguran que este será uno de los últimos elementos en desaparecer del universo.

Es el elemento número 73° con mayor abundancia en la corteza terrestre y se puede encontrar en su estado metálico puro. Es un elemento de muy débil radioactividad, por lo cual no es peligroso para la salud. Cabe destacar que es un elemento hermoso y que cuando se oxida, se torna color rosado. Los países que cuentan con la mayor producción de bismuto en la actualidad son Canadá, Japón y México. Estos cuentan con técnicas de refinamiento de metales y obtienen el bismuto junto con el cobre, el estaño y el oro. Cabe destacar que, si bien estos países son los más dedicados a su producción, la mayor parte de los depósitos de bismuto se encuentran en Sudamérica.

Aplicaciones del bismuto

El bismuto es muy costoso, debido a que resulta difícil de conseguir y no tiene demasiadas aplicaciones prácticas, como sucede con otros elementos químicos. Sin embargo, se le utiliza como un sustituto del plomo. Esto se debe a que las densidades entre ambos elementos son muy pequeñas. Se coloca al bismuto como reemplazo del plomo en los elementos de pesca, en la fabricación de municiones, perdigones y balas. Cabe destacar que, en muchos países europeos se utilizan balas de bismuto para poder cazar aves, en lugar de plomo, puesto que estas resultan menos contaminantes. Otra de las aplicaciones del bismuto es la fabricación de escudos protectores para exámenes de rayos X y tomografías. De igual forma, el bismuto se utiliza en soldaduras y tuberías destinadas al procesamiento de alimentos.

En la cosmética

Hay un derivado del bismuto, llamado oxicloruro de bismuto. Este se utiliza en algunos pigmentos de ojos y también en las sombras. De igual forma, está presente como spray para el cabello y como esmalte para las uñas. Cabe destacar que el uso del bismuto como cosmético ya se estilaba desde el antiguo Egipto y en las civilizaciones paralelas.

Precauciones y efectos del bismuto sobre la salud y el medio ambiente

Hay dos derivados del bismuto que pueden ser utilizados para combatir enfermedades infecciosas en el organismo, así como parásitos. Sin embargo, hay que tener cuidado, puesto que cuando se ingiere en cantidades incorrectas, el bismuto puede ocasionar intoxicación aguda.

Efectos para la salud

En la intoxicación aguda podemos encontrar cefaleas y gastroenteritis, así como shock y disfunciones en el hígado. De igual forma, podemos encontrar ictericia, disfunciones de los riñones y dermatitis, dependiendo de qué tan grave sean los niveles de bismuto en el organismo. Sin embargo, la intoxicación por bismuto puede tratarse aplicando dimercaprol, así como grandes cantidades de agua. Sin hay daño renal, no se puede tratar bebiendo agua sino a través de otros elementos.

Grandes dosis de bismuto pueden resultar letales, a pesar de ser considerado como uno de los metales menos tóxicos que existen. A veces suelen suceder intoxicaciones debido a la inyección de bismuto en cavidades bucales o para tratar quemaduras. El bismuto debe detenerse en caso de que el paciente odontológico tenga gingivitis, ya que podría derivar en úlceras o en reacciones cutáneas de gravedad.

Si se inhala puede causar irritación respiratoria, así como mal aliento y gingivitis. Si se le ingiere podría causar falta de sueño, depresión, dolores reumáticos y también irritación en la piel. La aparición de una línea negra en las encías es un signo inequívoco de la intoxicación por bismuto. Esta sustancia no se considera carcinógena para los humanos.

Entre otros usos, también se ha utilizado para calmar trastornos digestivos o para poder ver con mayor claridad el tracto digestivo durante exámenes de rayos X. De igual forma, se pueden encontrar en la industria farmacéutica distintos elementos para el tratamiento de la colitis y la diarrea, los cuales tienen bismuto. Esta sustancia también se ha utilizado en las prácticas veterinarias, debido a su naturaleza antiinflamatoria y desinfectante.

Efectos en el medio ambiente

Esta sustancia no es de naturaleza tóxica y no representa grandes amenazas para el medio ambiente. Los compuestos de bismuto no son solubles pero no han representado demasiadas amenazas para el planeta y la vida en general. Sin embargo, aún se siguen haciendo investigaciones relacionadas a sus efectos, puesto que no se sabe si debido a su falta de solubilidad, podría traer consecuencias a largo plazo.

¿Quieres saber más sobre este elemento?

Para profundizar más en la ciencia, puedes entrar aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies