septiembre 26, 2021
Hidróxido de magnesio

Hidróxido de magnesio

Es un compuesto inorgánico, bajo la fórmula química de Mg(OH)2. Su uso varía, desde la implementación como un simple saborizante (en raros casos) hasta la aplicación como un antiácido, ya que aumenta el pH estomacal. Al ser un hidróxido en la escala de medición de pH se destaca como medio básico. También es conocido bajo el nombre de Leche de magnesia, puesto que en 1880, Charles Henry Phillips, vendió una fórmula de suspensión alcalina acuosa a base de hidróxido de magnesio con un aspecto que imitaba características lácteas.

Fue utilizado por primera vez en 1829 por Sir James Murray, quien hizo su propia solución fluida de magnesia como medicina para el Lord Teniente de Irlanda, el Marqués de Anglesey, siendo muy útil su invento. El producto fue patentado dos años luego de la muerte de Sir James, en 1873.

Datos resaltantes sobre el hidróxido de magnesio

Ya vimos que su fórmula química es Mg(OH)2 en su estado puro, sólido, blanco y sin brillo, con apariencia amorfa. Sin embargo, al contener impurezas exactas y pequeñas, quizá de hierro o zinc, se transforma en un sólido cristalino tal y como lo es la brucita, que se puede encontrar en la naturaleza como un tipo de piedra, fuente rica en magnesio. Estos cristales que mencionábamos, físicamente, parecen cristales de vidrio fundidos de colores blancos, azules verdosos, grisáceos, o en casos raros transparentes.

Hidróxido de magnesio

Para el hormigón y el cemento, es un mal que debemos evitar, puesto que al expandirse, causa fracturas. Su calcinación no acelera el efecto invernadero, ya que no absorbe CO2, permitiendo esta característica que sea una fuente mineralógica rica en magnesio bastante viable porque no contamina durante el proceso de separación.

Propiedades

  • Estado en el que le encontramos: Sólido blanco, granulado o en polvo.
  • Masa molar: 56,3167 g/mol.
  • Densidad: 3,47 g/ml.
  • Punto de fusión: 350°C. Se descompone con el óxido, liberando moléculas de agua que están contenidas en sus cristales sucediendo lo siguiente: Mg(OH)2 > MgO(s) + H2O(g)
  • Apenas se disuelve en agua hirviendo, por lo que es insoluble a esta. Sin embargo, al aumentar la acidez (bajar el pH), se incrementa su solubilidad.
  • Índice de refracción: 1,559
  • Capacidad calorífica: 77,03 J/mol*K
  • En suspensión acuosa tiene un pH de entre 9,5 y 10,5. Representan una baja basicidad a comparación de otros hidróxidos.

El hidróxido de magnesio en la medicina

Tal y como vimos en la introducción, se usa como antiácido, por lo cual, su campo de acción, es para tratar enfermedades o afecciones estomacales sobre todo. Es recetado para pacientes con: gastritis, úlcera péptica, indigestiones ácidas, malestares estomacales o cualquier enfermedad relacionada a la hiperacidez gástrica. Aunque, también es usado como un laxante en personas que se van a realizar endoscopias, cirugías, e incluso, en personas que no digieren bien la fibra y presentan estreñimiento.

Instrucciones de uso

El medicamento puede venir en forma de tabletas o líquido, debiéndose de tomar por vía oral. En el caso de las tabletas, son masticables y se deberá masticar bien antes de tragarlas, ya que no se deben tragar enteras. Después de tomar las tabletas, beba un vaso entero de agua.

En el caso de que sea líquido, habrá que agitar muy bien el envase, siempre antes de usarse; luego hay que mezclarlo con leche o agua para ser ingerido.

Precauciones, contraindicaciones y advertencias

No se debe usar medicamentos a base de hidróxido de magnesio en caso de padecer lo siguiente: pancreatitis, insuficiente renal, diarrea crónica, hipersensibilidad a los fármacos, durante el embarazo. Puede producir cólicos abdominales, diarrea, flatulencias; en casos menos frecuentes una reacción alérgica, y en casos raros: hipermagnesemia. Hay que tomarlo entre las comidas y antes de acostarse a dormir por las noches.

De tomarse como laxante, no se debe ingerir por más de una semana y se debe tomar bastante líquido durante el tratamiento. Si está tomando otros medicamentos, informe a su médico. Otra cosa que se deberá notificar al médico es si alguna vez ha padecido de enfermedades de riñón.

Si olvidó tomar una dosis, puedes tomarla en cuanto lo recuerdes. Pero, si es el momento de la siguiente dosis, no vayas a tomar la que corresponde más la que no tomaste, solo sigue con el tratamiento. No se recomienda tomar doble dosis a modo de compensación.

Cómo actuar para almacenar o desechar el hidróxido de magnesio

Como todo medicamento, hay que considerar ciertas precauciones, como mantenerle bien envasado para que no se vote. Conserve a temperatura ambiente, en donde no hay calor excesivo o humedad. Por supuesto debe estar fuera del alcance de los niños, ya que algunos envases se abren con facilidad. Así que colóquelos en lugares altos o que estén bien resguardados.

Si ya no necesita consumir más, deberá desechar adecuadamente para que mascotas o niños, no lleguen a ingerir el hidróxido de magnesio. Ojo, no lo deseches por el inodoro. La mejor manera de deshacerte de esta medicina, es a través de la devolución de medicamentos. En muchos países esto es posible, solo debe contactar a un médico o farmacéutico, para que lo guíe. Del mismo modo, puedo ponerse en contacto con los que trabajan en desechos, basura y reciclaje de la comunidad.

Otras aplicaciones del hidróxido de magnesio

Ya hemos revisado importantes usos del hidróxido de magnesio, pero aún hay otros que podemos considerar, siendo ellos los siguientes:

Para retardar fuego

El hidróxido de magnesio se descompone liberando agua. Esa agua es la que ayuda a retener las llamas, porque absorben el calor al vaporizarse, y esos vapores, diluyen los gases inflamables o combustibles.

Como absorbente

Pueden ser porosos algunos de los sólidos del Mg(OH)2 según la preparación, dando esta propiedad de absorción.

Funciona como catalizador

Si es sintetizado como nano-plaquetas, es efectivo para catalizar reducciones químicas. Además, tienen actividad anti-bacterial, útil para usarse como agentes terapéuticos.

Neutralizador

Por su baja solubilidad en agua, es un buen neutralizador de acidez. Utilizado para contrarrestar la acidez de aguas residuales u otros medios acuosos. Además, se usa como aditivo de alimentos, productos de higiene personal (como la crema dental) y fertilizantes. Con el propósito de aliviar la acidez de estos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies