junio 30, 2022
nobelio

Nobelio, ¿qué es y par qué sirve?

Los descubrimientos científicos, al menos en el campo de la química, son una prosecución de consecuencias, investigaciones y el enfrentar los riesgos inherentes de los llamados “bombardeos” a un elemento para contemplar los cambios y resultados positivos o negativos que el mismo pueda arrojar. En este aspecto entra el Nobelio como uno de esos resultantes.

Se pueden considerar resultados positivos porque amplían a la Tabla Periódica de los elementos y permiten la construcción del futuro, aunque sea de una manera lenta, pero progresiva.

Décadas han transcurrido desde que este elemento artificial fuese presentado y aún existe en el estado de objeto de estudio, lo que para los no entendidos es quizás un gasto de esfuerzo, pro por el contrario, el mismo está revestido en lo expectante de poder transformarse en un elemento químico de uso a según las necesidades y posibilidades tecnológicas van avanzando y mejorando.

Si ello se logró con otros elementos con el paso de los siglos, con el nobelio y otros elementos de su grupo, bien que se podrá lograr en forma quizá micro, pero enfocada en el bienestar humano y no de usos inapropiados como se ha hecho con otros artificios radiactivos.

Entregaremos pues un material desglosado que mejor oriente (a manera de lectura), que les permita la inmersión en un conocimiento más ameno al que podrían encontrar en textos u otras páginas web.

Todo sobre el nobelio

El Nobelio es un elemento químico artificial cuyo símbolo No y su número atómico 102.

Este elemento químico fue descubierto en 1957 por el “Nobel Institute for Physics» en 1957; recordemos que Alfred Nobel creó tanto al instituto como al premio que lleva su nombre a manera de un “mea culpa” por su invención de la dinamita.

De allí partió una filosofía de que cada invento o descubrimiento amparado por el centro sería totalmente analizado y focalizado para el beneficio de la humanidad y defendido de todo uso bélico u oscuro. Por ello al nobelio se le ha protegido de diversas formas, siendo algunas:

  • Brindando información calificada a los entes de seguridad de los gobiernos que puedan amparar dichas investigaciones.
  • Proteger la muy baja protección del nobelio que ha existido.
  • Enfocar los estudios en pro de encontrar usos beneficiosos.
  • Han creado una especie de “patente” (ya que este tipo de material no posee una comercial), que le permite bajo un amparo legal internacional, refrendado por los acuerdos de paz, para que su producción e/o investigación sólo se realice bajo su total supervisión.
  • Hasta ahora, Irak y Corea del Norte son los únicos países que han violentado dichos acuerdo sobre el uso del nobelio para investigación, lo que también les ha acarreado sanciones.

Este elemento no se produce en la naturaleza, es totalmente sintético ya que su producción se realiza en laboratorios, del cual, desde 1957, se han producido pocos microgramos (cantidades atómicas).

El decaimiento del nobelio se realiza por la emisión de partículas alfa, lo que es igual a la aplicación de un ion de helio doblemente cargado.

Está catalogado como el décimo elemento más pesado que el Uranio que se encuentra en la tabla periódica; es además el décimo cuarto elemento de la serie de los actínidos, aunque puede tener puntos de comparación con los elementos de las tierras raras (los lantánidos).

Este actínido posee un peso atómico de 259; es producido artificialmente como todos los de su grupo

El nobelio sólo puede crearse a partir de otro núcleo. Para algunos científicos esta es una derivación en decaimiento para la serie de los actínidos, sin que esto signifique que el elemento pierda sus virtudes radiactivas, ya que sus isotopos mantienen sus funciones de manera similar a los otros de su bloque.

El nombre anterior del nobelio era Unnilbio (Unb), ya que los primeros estudios se realizaron a manera superficial en el Laboratorio Flerov de Reacciones Nucleares (Rusia), siendo realmente desvelados por el Instituto Nobel para la Física.

Oficialmente no se han develado el total de investigaciones realizadas al nobelio en estas más de siete décadas; el alegato oficial es que sólo se han logrado crear átomos y que los mismos no han favorecido en mucho a las investigaciones. Como comentamos antes, gran cantidad de información al respecto se encuentra altamente protegida.

Más, en todas estas décadas se han mostrado satisfactoriamente resultados fruto de la observación, en que el elemento ha logrado producir iones bivalentes y trivalentes,

Hasta ahora, se reconocen once tres isotopos del nobelio, de los cuales sólo se utilizan tres: el 253No, 255No, 259No. El 259No es el más estable, con una vida media de 58 minutos.

Por tal duración tan corta, se supone que se han retrasado las investigaciones, ya que no permite un espectro de tiempo para comprender su actividad total antes de su desintegración. Y la suma de información –se cree- ha arrojado resultados de inestabilidad.

nobelio

Usos del Nobelio

Este elemento químico presenta las mismas características de los otros actínidos e incluso, de algunos lantánidos. Más, por su proceso de derivación y además la protección que hay del mismo, es muy poco lo que realmente se conoce sobre el nobelio en comparación con otros elementos de su grupo (los 8 primeros al menos).

No se le conoce uso militar, industrial y mucho menos comercial. Obviamente, sus cualidades radiactivas sí pueden ser mal utilizadas.

Efectos sobre el medio ambiente y la salud

Como la mayoría de los elementos sintéticos, en especial de los actínidos al cual pertenece el nobelio, este elemento es sintético y sólo se encuentra en laboratorios, donde existe el manejo adecuado del personal para evitar fisiones u otros accidentes, además de poseer la protección adecuada para el manejo de elementos radiactivos.

Sus afectaciones a la salud podrían, como mínimo, ser cancerígenas, afectado principalmente los huesos, hígado, riñones, sistema genitourinario de mujer y hombre y el útero o feto en mujeres embarazadas o no.

Como el nobelio no se da en la naturaleza, hay bajo riesgo de que afecte el aire, agua, suelo, plantas y animales. De llegar a esparcirse, afectaría las cosechas y bosques, contaminaría las aguas y acabaría con la fertilidad y buen pH de los suelos.

Valores de sus propiedades

Símbolo químico: No

Número atómico: 102

Periodo          : 7

Aspecto: desconocido, probablemente metálico plateado blanco o gris

Bloque: f

Masa atómica: 259 u

Configuración electrónica: [Rn] 5f14 7s2

Estado:          desconocido

Estados de oxidación:        +2 +3

Elementos con los que está relacionado: Cerio,         Praseodimio, Neodimio, Einstenio, Prometio, Lawrencio

Resistencia eléctrica / µΩcm: (20 °C)

Calor de atomización / kJ mol-1: 108

Primera energía de ionización / kJ mol-1: 641.63

Isótopo – Masa atómica relativa y Porcentaje por masa (%): 255No 255.0932 (1) / 259No / 259.1010 (7)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies