septiembre 27, 2022
torio

Torio, ¿qué es y par qué sirve?

El Torio está catalogado como un material radiactivo de origen natural, presente en pequeñas cantidades en las rocas, el suelo, el agua subterránea y de superficie e incluso en las plantas y los animales.

De dichas pequeñas cantidades de torio deriva la responsabilidad de la radiación débil pero constante y natural en esas cosas.

En los suelos hay generalmente contenidas unas 06 partes de torio por cada millón de partes del suelo.

Las rocas de algunas minas subterráneas pueden también contener torio en una forma aún más concentrada y luego de la extracción de dichas rocas por la minería, el torio suele concentrarse y transformarse en dióxido de torio o incluso en otras formas químicas.

A esas rocas a las cuales se les ha extraído el torio se les conoce como “menas empobrecidas” o colas de procesamiento.

Detalles relevantes

Técnicamente el 100% del torio natural existe bajo la forma de torio 232, un isotopo. Hay otros diez isótopos distintos que pueden producirse artificialmente

El torio 232 se encuentra presente en varias combinaciones con otros minerales, como por ejemplo la sílice. Los compuestos del mismo que se hallan en el medio ambiente no se disuelven con facilidad en el agua ni se evaporan al aire desde el suelo o desde el agua.

Este isotopo no es realmente estable y llega a descomponerse en dos partes mediante el proceso denominado desintegración. La misma produce una pequeña porción de radiación llaman alfa y una grande llamada producto de desintegración.

Dicho producto de desintegración tampoco es estable, similar al torio 232, descomponiéndose ambos como un isotopo inestable; pero el proceso químico llevado por la mano del hombre logra formarle como un producto estable.

torio

Derivaciones del torio

En los procesos de desintegración, tanto el isotopo precursor (el torio 232), los productos de desintegración y los nuevos productos que se siguen generando, llegan a producir una serie de nuevas sustancias que incluyen al radio y el radón, partículas alfa y beta y la conocida radiación gamma.

En el caso de las partículas alfa, estas viajan distancias muy cortas a través de la mayoría de los materiales y no logran atravesar la piel humana.

Por su parte, la radiación gamma logra recorrer distancias más largas y si puede penetrar con facilidad a la piel humana.

La media radiactiva del torio es en extremo lenta en forma natural, sólo puede ser acelerada por procesos de laboratorios químicos y maquinarias de ondas concentradas con dicho isotopo. Se requieren de al menos 14 mil millones de años para que la mitad de este elemento cambie de forma a nivel natural.

Dicho elemento puede ser movido de un lugar a otro tanto por la propia naturaleza  (viento y agua erosionando las rocas, entre otras formas) y por la mano o acción del hombre como en la quema de carbón o en la elaboración de productos que contengan torio.

Regularmente se llegan a producir pequeñas cantidades de otros isotopos derivados del torio, como los productos de desintegración del uranio 235 y uranio 238 y en forma de productos no deseados de las reacciones nucleares.

Algunos usos del torio

Hablando de las radiaciones gamma que derivan del torio, su uso en la industria va desde la eliminación de bacterias e insectos en productos agrícolas hasta el área médica, para la esterilización de equipos.

Ha sido determinante en el estudio, tipificación y evaluación de los cánceres invasivos al área  ósea como el rabdomiosarcoma, ayudando así a la mejor aplicación de las radioterapias alternativas considerando sí éstas deben o no atacar a los huesos, terapia muy regular en los hombres cuando dicho cáncer se ubica en la próstata o zona testicular.

Además, el torio funge como elemento consistente en la elaboración de productos de cerámica fina y algunos porcelanatos para pisos y paredes.

Se le llegó a dar utilidad en las linternas para aumentar el número de lúmenes, aunque este uso del torio se ha venido abajo luego de la aparición de la tecnología de iluminación LED.

La industria aeroespacial ha sido una de las principales usuarias y beneficiarias de las bondades del torio, gracias a que los componentes de radio y condensación obtienen mayor resistencia a la gravedad, presión y temperaturas congelantes que se hallan en el espacio.

Algunas reacciones nucleares para los aceleradores (aparatos de radiación para radioterapia), para la generación de energía eléctrica y para las bombas nucleares, son estimuladas por el torio, en combinación con los actínidos.

Además es el combustible regular para la generación de energía nuclear.

El óxido de torio se utiliza para la creación de lámparas electrónicas (ya casi también en desuso) y los microscopios, aumentando así la calidad de los lentes y poder subir la visión de 10X a 1.000X.

Se sigue trabajando en la fabricación de motores de automóviles basados en láseres y turbinas que podrían lograr la reacción del torio y lograr que éste se encuentre siempre activo, creando la locomoción y sin riesgos contaminantes o de ignición.

Características del torio

El símbolo químico es el TH.

Su número atómico es el 90.

En la tabla periódica se encuentra en el período siete en el bloque F.

Su aspecto es generalmente blanco plateado a blanco ostra.

La densidad del torio es de 11.724 kilogramos por metro cúbico.

Se ha considerado que su masa atómica es de 232.0381u.

El radio medio es de 180pm.

La configuración electrónica está calculada en [Rn]6d27s2.

Sus estados de oxidación son 4 en base débil.

Su estructura cristalina es cúbica, centrada principalmente en las caras.

Se encuentra generalmente en estado sólido.

Su punto de fusión es el de 2028K.

El punto de ebullición es de 5.061K.

Calor de fusión del torio es de 16.1 kilojulio por mol.

Su electronegatividad es de 1,3 según la escala de Pauling.

El calor específico es de 120 joule por kilogramo kelvin.

La conductividad eléctrica del torio es de 6,53 x 106 m-1·Ω-1.

Su conductividad térmica se encuentra tipificada en 54 el metro cuadrado y kelvin por vatio.

Elementos relacionados 

Ya sea por su proximidad en su número atómico 90 o período siete o su bloque o grupo F, éstos elementos tienen estrecha relación con este elemento químico. A saber:

  • Cerio.
  • Neodimio.
  • Praseodimio.
  • Prometio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies