septiembre 27, 2022
prometio

Prometio, ¿qué es y para qué sirve?

Cuando se trata de elementos pertenecientes a los lantánidos, son pocos los que logran destacar como el prometio.

Este metal es uno de los más curiosos que se pueden encontrar, pues a pesar de la tecnología actual, no se ha podido aislar de las sustancias naturales donde se encuentra.

Además de contar con una característica irradiación de luz azul pálida, este elemento tiene diversos usos en la actualidad y una historia igual de interesante que su aspecto.

Quédate con nosotros y acompáñanos a descubrir todo lo que esconde este elemento. ¡Es hora de comenzar!

qué es el prometio

¿Qué es el prometio?

El prometio es un elemento químico de número atómico 61, siendo el quinto miembro del grupo de los lantánidos.

Anteriormente, era conocido como ilinio; este nombre está relacionado con la ciudad de Illinois, ubicada en Estados Unidos.

Este elemento cuenta con una característica muy peculiar y es que no se encuentra en la corteza terrestre. Distanciándose de otros elementos de su grupo que suelen ser encontrados con gran facilidad, el prometio es producido artificialmente.

Dicho proceso de producción es realizado en reactores nucleares, pues este elemento es uno de los resultados de la fisión del uranio, torio y plutonio.

Asimismo, existen otros dos métodos para conseguirlo. El primero es con la conjugación del uranio con neodimio; el segundo, consiste en un bombardeo de neutrones al neodimio para aumentar su carga atómica.

A pesar de que no puede ser encontrado dentro de la tierra, este elemento es abundante en la conocida constelación de Andrómeda.

En cuanto a su aspecto, se puede notar un color gris metalizado muy brillante. A este color le acompaña una capacidad de emitir luz gracias a sus propiedades radioactivas.

La mayor parte del tiempo, la irradiación emitida por el prometio es de color azul blancuzco, tornándose verde si sucede en la oscuridad.

Por más llamativo que pueda parecer esta luz, puede afectar al organismo tras una exposición prolongada. Debido a esto, es necesario tomar las precauciones necesarias al manejar este elemento.

Como era de esperarse, su nombre se debe al dios griego Prometheus, quien se encargó de presentar el fuego a los hombres. Producto de sus capacidades para emitir luz, el elemento hace honor a su nombre.

Propiedades químicas del prometio

  • Símbolo: Pm
  • Número atómico: 61
  • Masa atómica: 145
  • Radio medio: 185 pm
  • Electronegatividad: 1,13
  • Radio atómico: 205 pm
  • Valencia: 3
  • Densidad: 7264 kg/m3
  • Punto de fusión: 1100°C
  • Punto de ebullición: 3000°C

Historia

La historia del prometio se remonta al año 1902, año en el que Brauner predijo su existencia. A partir de esta fecha, diversos químicos afirmaron haberlo obtenido, pero, esto fue desmentido por la dificultad que implica separarlo de otros elementos.

En 1914, el físico Henry Mosley confirmó la existencia del elemento sin lograr obtenerlo, luego de fracasar realizando su búsqueda en la corteza terrestre.

Para 1941 se suscitó un conjunto de compuestos radioactivos, entre los cuales supuestamente se encontraba el prometio. Sin embargo, este hecho nunca se pudo confirmar, nuevamente por la dificultad que representaba aislarlo.

No fue sino hasta 1944 que Charles Corywell, Lawrence Glendenin y Jacob Marinsky, finalmente consiguieron confirmar la existencia del elemento.

Por otro lado, debido a los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial, los científicos no pudieron revindicar su descubrimiento. Dos años después, en 1946, en los laboratorios Clinton, lograron aislarlo tras estudiar los subproductos conseguidos tras una fisión de uranio.

elementos con energía nuclear

Origen

Desde que se predijo la existencia del elemento, diversos científicos comenzaron la búsqueda del mismo dentro de la corteza, fallando en reiteradas ocasiones.

Impulsado por esto, el prometio empezó a ser elaborado de forma artificial en reactores nucleares; el elemento es uno de los resultantes de fisiones de uranio, torio y plutonio.

Todos los isótopos conocidos son altamente radioactivos y la vida media de es de 17,7 años. Principalmente, se usan estos isótopos para investigaciones con trazadores.

En la mayor parte de los casos, el prometio es obtenido gracias a la fisión de uranio. No obstante, también existe otro método para conseguirlo:

  • Bombardear el isótopo 146Nd con neutrones
  • Aplicando la captura de un neutrón, el núclido se transforma en 147Nd
  • Finalmente, se utiliza la emisión de partícula beta para transmutar el elemento en 147Pm

¿Para qué sirve el prometio?

Gracias a sus características físicas y químicas, el elemento ha sido de gran ayuda en diversos campos, en especial en todo lo que respecta a lo nuclear e industrial.

Algunos de sus usos más conocidos, son:

  • Es utilizado en la fabricación de calibradores de abertura y en baterías nucleares empleadas en el espacio exterior
  • Aunque no se ha logrado todavía, se dice que el prometio podría ser utilizado para una batería que funcione con energía nuclear de la siguiente manera:
    • La batería utiliza las partículas beta emitidas por la trasmutación del elemento para conseguir una sustancia fosforescente que emita luz
    • Acompañado de un dispositivo similar a un panel solar, este sería capaz de convertir la luz emitida por el elemento para convertirla en electricidad
  • Este elemento puede ser utilizado como una fuente móvil de rayos X. A día de hoy, se utiliza en los productores termoeléctricos de radioisótopos. Asimismo, la energía que se obtiene es destinada a la comunicación submarina
  • Funciona como una fuente de electricidad auxiliar para múltiples sondas y satélites espaciales
  • Se emplea en la fabricación de marcapasos. Acorde a los estudios, un trozo diminuto del elemento es capaz de generar energía que hará funcionar el dispositivo hasta por una década
  • Es utilizado como fuente beta en los medidores de espesor de varios compuestos y materiales
  • Puede ser empleado como una potente batería para la propulsión o tracción nuclear

La importancia del prometio en la actualidad

Con unas cuantas aplicaciones muy útiles y otras en investigación, este elemento es uno de los más interesantes que se pueden encontrar en la tabla periódica.

Dejando de lado su aspecto único y capacidades de irradiación de luz, el prometio se ha convertido en una herramienta de suma importancia para generar energía.

¿Conoces algún otro dato del elemento que no hayamos mencionado?, ¿tiene un uso que no conocemos? ¡Déjanos tu respuesta en los comentarios!

usos de prometio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies